30 nov. 2012

Carmen tiene nombre de poesía


No se que pasa cuando miramos atrás, que las cosas se ven diferentes. Es como poner un filtro a la realidad, es adornarlo todo con una capa llamada melancolía que hace que todo parezca distinto a lo que en realidad fue y que todo lo que queda por venir sea visto con desidia y tristeza.

A mi a veces me pasa, pero hoy no. Aún no te conozco, pero pronto lo haré. Aún no pude oler tu recien oxigenada piel ni ver tus ojos rasgados cara a cara, pero ya se que los abriste curiosa. Has llegado con ganas y esas ganas van a hacer que te comas el mundo a bocados, que te lo bebas sorbo a sorbo y que te lo pongas por montera. Tu vas a ser así.

Puede que fuera haga frio y llueva, pero en casa no. En casa te aguarda el mejor de los tiempos, el clima mas cálido y el mas soleado de los días. En casa te espera tu hermano, que te servirá de guía. Síguelo aun cuando creas que pierde el rumbo, síguelo porque te necesitará detrás suyo, y juntos, al final, llegaréis a buen puerto. Así lo hice yo con tu padre y así quiero que lo haga tu primo.

Ya sonrío imaginando vuestro orquestado alboroto, nuestras noches en vela y de vuestros abuelos, la sonrisa plácida y orgullosa que vocea a los cuatro vientos la máxima de 'deber cumplido'.

Hoy tu nombre suena a cántico, a saeta, a cuartelera y a elegía. Hoy tu nombre suena a poesía. Hoy Carmen, tienes nombre de poesía.

No hay comentarios: