1 abr. 2009

Ansiada y añorada Semana Santa

¿Acaso alguien se puede concentrar en sus quehaceres laborales durante estos días?

¿acaso alguien no se está dejando llevar por el devenir de las horas, deseando que éstas pasen lo más rápido posible hasta el ansiado viernes?

Quedan pocos días para que Puente Genil salga a la calle, para que sus calles cobren una nueva vida, para que el rio, escaso en aguas, fluya con mas energía, como si con ello ayudase al terrible en su tránsito procesional.

Y nosotros saldremos a las calles, viviremos durante una semana en nuestras calles y cuarteles, que como gotas de rocío en la mañana, pueblan todo el municipio. Volveremos a casa solo para descansar lo imprescindible y poder seguir viviendo con intensidad.

Y la semana pasará como un suspiro, recordaremos las procesiones como sueños, los cánticos y saetas como nanas y las poesías, pregones, discursos o crónicas como guiones de una filosofía vital a la que quedaremos sujetos durante el resto del año.

Y por supuesto, habrá diversión, desenfreno, emoción incluso discusiones que quedarán en nada al primer chin chin repicante de las uvitas.

Que asi sea, y que todos lo veamos. Nos vemos en la puente.

No hay comentarios: