21 nov. 2008

Muerto el perro se acabó la rabia

Hoy es un día feliz, hace 33 años que murió un dictador, un genocida que mantuvo en el retraso y la represión a España durante mucho tiempo, mas del tiempo que España pudo soportar.

A su muerte, llegó la transición, y la instauración de la democracia, se acabaron los asesinatos gubernamentales y se restablecieron las libertades de los ciudadanos.

Aun no entiendo como hay gente que mira con nostalgia esa época, aun no entiendo como hay gente que piensa que todo iría mejor si estuviese vivo franco.

1 comentario:

M. Bernal dijo...

Es un día a celebrar por todo lo alto, aunque mejor habría sido que no hubiera nacido.. ese perro.