13 ago. 2008

Tu quoque fili mi. (Iulius Caesar)

Julio César pronunció esta frase contrariado por el fatal desenlace. Bruto, su querido hijo lo había traicionado..."tu también hijo mío...". En esta ocasión me sirve esta cita histórica para inaugurar mi blog. Yo también tengo un blog, y asi comienza:

Una vez dijo alguien en algún sitio: "Siempre hay alguien que escribe mejor que tú y si no puedes superarlo, róbaselo y aprovéchate" (American History X). No se trata de plagiar, sino utilizarlo y por supuesto usar las referencias...

Con esta licencia comienzo mi blog, un lugar de esparcimiento mental en el que iré escribiendo, o describiendo poco a poco, o a menudo, según se tercie la historia. El objetivo no es otro que airear la mente y escribir por el placer de escribir, simplemente por el regusto delicioso que me produce plasmar pensamientos en forma de letras.

Quizás escriba frases célebres, refranes, reflexiones propias y ajenas. Todo aquello que me permita la libertad de expresión, por el simple placer de usarla, por fastidiar a quien tanto lucho por reprimirla.

No hay comentarios: